Instalación de un cobertor para una piscina de Acero y Liner en Barcelona

Instalación de un cobertor para una piscina de Acero y Liner en Barcelona

Hoy os traemos la instalación de un cobertor para una piscina de Acero y Liner en Barcelona que ya instalamos el año pasado, realizando en este caso, su construcción totalmente a mano.

Hoy os queremos enseñar un Proyecto distinto. Aún no ha llegado la temporada, pero ya son muchos los clientes que nos piden poner a punto sus piscinas.

En este caso el proceso es el siguiente:

Medición de la lona y ubicación del enrollador

Una vez decidido con el cliente qué tipo de enrollador vamos a usar, en tanto que existen dos tipos de enrolladores, el cobertor de invierno y el cobertor de verano; tenemos que medir la piscina, ya que cada modelo escogido hay que medirlo de forma distinta, en consecuencia a la decisión tomada.

El problema que tiene el cobertor de invierno es que hay que coger medidas mucho más allá de la corona. Hay que tener en cuenta que habrá que clavar piquetas, mucho más allá de los límites de la piscina para mantenerla lisa.

¿Esto garantiza tener la piscina limpia y calentita para el verano? Limpia sí, pero caliente no. Este tipo de cobertores por sus dimensiones, son fáciles de guardar y deben ser guardados en armarios, a parte, de que son ostentosos en cuanto a tamaño y grosor y son difíciles de manejar.

Por otra parte, tenemos los cobertores de verano, que permiten ser enrollados y flotan por la superficie de la piscina. Entonces su procedimiento a seguir es el siguiente: hay que medir las dimensiones de agua de la piscina, porque a la hora de medir hay que tener en cuenta las dimensiones de la piscina sin la piedra de coronación.

Desde el cobertor térmico van unos tensores que se enganchan al enrollador y éste con una manivela recoge el cobertor hasta dejarlo totalmente enrollado.

Existe un tercer tipo de cobertor, el cobertor de lamas, pero no entraría dentro de las categorías que estamos hablando, en tanto que el coste ni tan siquiera es comparable con los dos primeros. Estamos hablando de cobertores de más de 5.000€.

Estos cobertores están automatizados e incluso pueden ir sumergidos dentro de la piscina. En este post, sólo estamos hablando de cobertores de tipo manual.

El Enrollador

Los hay de muchísimos tipos y normalmente son telescópicos. Por tanto, en piscinas inferiores a los tres metros de ancho, como es este caso, hay que cortarlos a medida. Se pueden pedir con ruedas, anclados directamente al suelo, a la paredes, alzados o mixtos.

Su coste varía en función del material que con el cual están hechos, ya que pueden ser inoxidables o de madera. También los hay motorizados, pero en este caso tampoco se recomiendan para piscinas tan pequeñas. Incluso pueden haber de plástico.

Recomendamos el acero inoxidable básicamente por su gran resistencia, su menor peso y su larga vida útil.

Forrado del enrollador con puerta de registro

Existen mil maneras de forrar un enrollador, pero en este caso lo que se ha procedido a hacer es una estructura de hierro y PVC imitación madera, con una tapa de registro en la parte delantera, por si el cliente quisiera acceder a ella para revisar la instalación o cambiar el cobertor.

Es imprescindible para hacer este tipo de trabajo al cien por cien manual, tener en cuenta el ancho, largo y alto del enrollador y, sobre todo, el diámetro del cobertor enrollado. Será totalmente imprescindible para poder montar un cajón donde se pueda almacenar el cobertor con todo su peso y dimensiones perfectamente.

Hay que tener en cuenta, que la visera delantera deje suficiente espacio al cobertor para poder hacer su funcionamiento habitual. Para ello es imprescindible hacer las correspondientes pruebas de ensayo y error.

A continuación os dejamos diferentes fotografías, para que veáis como ha quedado este magnífico trabajo, y sobretodo animaros a que si queréis dejar vuestra piscina lista para el verano, nos os esperéis a el último momento.

 

Recommended Posts
olesa de montserrat 3ca genricas 15 scaled